Compartir

Las puertas son las que le dan presencia a nuestro hogar para darnos la bienvenida, recibir o despedir visitas, sin embargo, estas requiere de un mantenimiento necesario cada cierto tiempo.

En esta oportunidad hablaremos de las puertas de Madera:

Este tipo de puertas tienen una particularidad por su textura, se necesita tener especial cuidado debido a que el polvo de adhiere a la madera y la suciedad es fácil de absorberse. Algunas de las maneras más practicas son las siguientes:

  • Eliminar el polvo:

Para quitar el polvo de manera fácil y rápida solo se necesita un trapo húmedo y que este sea de material sintético preferiblemente para que no suelte pelusas ya que en ocasiones con este tipo de trapos las pelusas se quedan pegadas en la madera. Sólo se debe humedecer con poca agua y hacer la limpieza de manera uniforme para acumular el polvo de la puerta en un solo sentido. En caso de que la puerta tenga barniz se puede usar jabón de aceite aplicando el mismo método para dejar un brillo más optimo.

  • Limpiar la suciedad:

Existen productos especiales para la limpieza de la madera en los supermercados, puedes aplicar alguno de ellos con solamente un poco y un trapo frotándolo en un solo sentido para que la puerta quede impecable, esta limpieza es recomendable hacerla frecuentemente para que el sucio no se acumule.

  • Puertas de madera pintadas:

Es recomendable limpiar con esponjas que sean suaves y no metálicas, solo se deben humedecer y es opcional usar un poco de jabón, frotando de manera suave sin ocasionar rayones en la puerta es por eso que se recomienda usar esponjas suaves.

Visita nuestros Tutoriales y Consejos de seguridad para más información como esta.